fotonoticia 20181203120904 640El Movimiento Mayo Amarillo tuvo su origen en Brasil, y tiene como fin llamar la atención de la población respecto a la problemática de la siniestralidad vial.

A su vez, busca que los diferentes actores de la sociedad se involucren en acciones concretas, con el objetivo de promover la adopción de conductas preventivas en la materia, y generar instancias de reflexión y cambio de actitud.

En 2011, la Organización de Naciones Unidas (ONU) lanzó la Década de Acción para la Seguridad Vial, y solicitó a sus países miembros a que sumaran esfuerzos de cara al 2020, con el fin de lograr la reducción de la siniestralidad vial, al abarcar aspectos como la salud, el transporte y la educación.

Desde hace cuatro años en nuestro país se realiza esta iniciativa. Durante todo el mes de Mayo se tiene el objetivo de llevar a la agenda ciudadana la discusión de nuestro rol como protagonistas y determinantes de lo que nos sucede en lo que tiene que ver con la siniestralidad vial. Se busca concientizar a la sociedad del rol del ser humano a través de sus conductas, sus decisiones, sus errores como agente que causa el siniestro y produce las consecuencias.

 

En la actualidad las cifras de siniestralidad vial en nuestro país son alarmantes y preocupantes. TODOS LOS DÍAS ocurren accidentes viales que dejan a NUEVE uruguayos en una cama en un Centro de Terapia Intensiva, o ingresarán por la puerta de un Depto de Emergencia, o un Block Quirúrgico por la gravedad de sus lesiones como consecuencia de la siniestralidad.

 

La siniestralidad vial es un problema que alarma y preocupa por las cifras que arroja y que excede al sector salud porque involucra aspectos de la conducta y del comportamiento de cada uno de los uruguayos y uruguayas que se enfrentan al tránsito cada día. Es importante el logro de la construcción colectiva para la preservación de la vida, el actuar en forma conjunta para combatir este flagelo social.

 

En el hospital universitario dentro del Depto. de Emergencia existe compromiso con las metas propuestas por la ONU y se trabaja en conjunto con la UNASEV en posicionar el tema de la siniestralidad en la opinión pública. Hay que continuar accionando para generar conciencia acerca de la importancia de llevar adelante una buena conducta a la hora de enfrentarse al tránsito.

 

La conciencia de que uno podría ser el siguiente de uno de esos 9 uruguayos que todos los días sufren graves lesiones por  un accidente de tránsito debería ser más que suficiente para atender a todas las medidas de control y prevención al alcance y disponibles.

 

baner-mayo-2