imagenintro3El 5 de mayo de cada año se celebra el Día Internacional de la Enfermedad Celíaca. La Clínica de Gastroenterología del Hospital de Clínicas realizará una actividad  informativa para usuarios y público en general el día lunes 6 de mayo en el hall de ingreso al hospital en el horario de 8 a 12 horas. Se entregarán folletos informativos sobre la Enfermedad Celíaca dónde se explican los síntomas, cómo se diagnostica y cómo se trata.

 

La Enfermedad Celíaca es una enfermedad autoinmune que se produce en individuos con predisposición genética, afecta múltiples órganos especialmente el intestino delgado y es desencadenada por la ingesta de una proteína (gluten) que se encuentra en el trigo, cebada y centeno.

En Uruguay existen un gran número de celíacos que no están diagnosticados.

 

La enfermedad puede presentarse sin síntomas (y se descubre cuando se estudian a los familiares de primer grado de un paciente celíaco) o presentarse con síntomas digestivos (diarrea, distensión abdominal) o extradigestivos (anemia, aftas bucales, abortos a repetición, dificultad para lograr el embarazo, trastornos del esmalte dental entre otros). Se ve asociada a otras enfermedades autoinmunes como la Diabetes tipo I o enfermedades autoinmunes de la tiroides.

 

Su tratamiento consiste en realizar una dieta libre de gluten, es decir eliminar cualquier alimento que tenga trigo, cebada y centeno, así como avena que tenga cualquier grado de contaminación con gluten.

 

La Clínica de Gastroenterología está comprometida en la atención a los usuarios que manifiestan la enfermedad y por ello dentro de la Clínica se encuentra la Policlínica de Asistencia Integral al paciente celíaco que funciona los días lunes en horario matutino (8 a 12 horas) en el Piso 4 Ala Este.

 

logo4
banercomdir2
Facultad de Medicina
Universidad de la República
resoluciones
 Expediente Electronico
banner eventos2
baner-prestaciones
baner-protocolos3
baner-sin-65-sin-clic2
Portal del Estado

Donemos sangre!

logo-donacionpeqNecesitamos que  done sangre.

Es imprescindible para poder salvar o mejorar la calidad de vida de muchas personas.

1 de cada 10 pacientes internados necesitan sangre