Una persona podrá acompañarlo durante todo el día. La gran parte de las actividades médicas y de enfermería se llevan a cabo por la mañana, por lo que el personal de salud le indicará en que momentos es preciso que el acompañante se mantenga fuera de la sala. 


Sus familiares y amigos podrán visitarlo todos los días de 17.30 a 18.30 horas.